jueves, 30 de octubre de 2008

Mi cicatriz

Por Luciano Palermo

Era un sábado de invierno, en el descanso después de almorzar, en este mismo escenario, La Terracita – claro que en ese momento habría unos 50 chicos correteando por ahí, jugando mancha venenosa, escondida, figuritas, etc.

Todos sabrán que yo no era ni tranquilito ni muy buenito, mis compañeros dan fe de que yo era un HDP. Como era de costumbre, fui a molestar y a golpear a unos compañeros (entre ellos estaban Sebastián Agrelo y Cristian Lo Bianco). La terracita estaba realmente repleta.

Recuerdo que le pegué a Cristian Lo Bianco por un asunto con unas Manón y en seguida salí corriendo a toda carrera, como un “ladrón” esquivando y zigzagueando a todo lo que se movía, tratando de que no me alcanzara Cristian o Sebastián. Los dos querían atraparme para vengarse de mi ataque.

Pero pronto todo llego a su fin; me di vuelta para ver si me estaban por alcanzar los “policías” y cuando volví mirar hacia adelante se apareció frente a mi! Era inmensa, y (pensé) como no la vi? Dicen que se escuchó... PLUMMM. Así es, recién pintada, era la segunda columna.

Todo se me puso blanco, no veía nada, solo escuchaba a gente gritando y obviamente riéndose de mi. Era el momento mas esperado por muchos: yo tirado en el piso con la cabeza bañada en sangre. No sé como llegué a enfermería, pero llorando abrí los ojos y tan simpática como siempre, estaba la doctora Mary para curarme, con una jeringa gigantesca de 15cm y una tijera en sus manos – yo cagado en las patas.

También estaba Héctor Ángel, Walter Casanova, mi profe Willy y mi hermano Leandro, presenciando como me cosían la frente y prometiéndome cosas que jamás cumplieron, con tal de que dejara de llorar y gritar.


Salí del consultorio con un parche en la cabeza y contento porque la doctora me había regalado la tan temible jeringa. Pero mas contento habrá estado todo mi grupo, sabiendo que al fin se había hecho justicia. Después, como a las 5 o 6 de la tarde vino mi papá para llevarme al Sanatorio Anchorena a que me hagan unas placas, de cuyos resultados prefiero no hablar, jeje.

viernes, 24 de octubre de 2008

Cajón y colchoneta


Silvia Pogliese nos envía estas dos fotos demostrando habilidades en Milberg, bajo la conducción de un tal profesor Fernando (algo parecido al gran Afredo Zabalet, que trabajó unos 2 años con Bea)*. Es Magoo el que salta con ella en la primera foto? Y quienes son los demás?


Estas otras dos fotos, enviadas por Natalia Pavone, nos muestran justamente a las hermanas Pavone (Lucy y Natalia) desplegando unos saltos un tanto más difíciles que los anteriores - esto dicho sin desmerecer a nadie. La profesora es Susana Damico*.

Son dos épocas distintas, donde hay fácilmente 10 años de diferencia entre una camada y la otra, pero como observarán, la magia seguía intacta...
.
* Gracias Bea por la ayuda!

domingo, 19 de octubre de 2008

Feliz día de la madre

A las de ayer, las de hoy, las que están y las que no.

Giovannetti, Maniera... (con Majo y Dany - año 2007)

En primer plano: Birmajer, Bernasconi...

Los Pogliese...

Maniera de nuevo (con las hermanitas Giovannetti)

martes, 14 de octubre de 2008

Cuidado con estos dos


Si hubo una dupla dificil de domesticar en el club, esa fué la de los mellizos Horton. Varios profesores los habrán sufrido y no pocos de ellos han abandonado la docencia después de semejante experiencia atroz. A nadie sorprende esta noticia, por supuesto. En la foto de arriba vemos a Ignacio (el rubio) y Diego (el morocho)... además tenemos a otro vándalo llamado Martín del Pozo.

Del profesor que está de espaldas nunca más se supo nada, aunque se cree que aún sigue con su tratamiento de inflamación testicular crónica surgida en aquella época.





Si alguien tiene información acerca de todos ellos, por favor deje un comentario.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Gimnasio

Texto: EB. Fotos: Luciano Palermo / Guillermo Rolando

Hoy los invito a recordar todas las actividades que se llegaron a hacer en el gimnasio de Milberg. No son pocas y acá les dejo las que me acuerdo:



Partidos de básquet, partidos de 21, partidos de volley, partidos de quemado/delegado, torneos de gimnasia, exhibiciones de danza o gimnasia, entrenamientos de handball, partidos de fútbol de salón (usualmente sin arquero, o con arquero volante), fiestas de fin de año (estilo cena/show/baile), meriendas veraniegas en días de lluvia (incluyendo nuestros bolsos haciendo fila en los respectivos carteles de los micros), carreras de carritos con rulemanes, patinaje con los clásicos Leccesse de ruedas naranjas, patinaje con las primeras “patinetas”, boye (incluyendo pelotas golpeando techo, paredes y cartelitos del tanteador para hacer todo el ruido posible), partidos de tenis (con la red de volley baja), partidos de futbol/tenis (o como se llame), partidos de pelota al cesto.


Y hasta ahí llega mi memoria. Espero sus valiosos aportes…

viernes, 3 de octubre de 2008

A Conesa me voy...

Por Walter y su piano

En esta oportunidad no les puedo asegurar que sea una que conocemos todos, pero aquel que haya viajado a General Conesa de vacaciones felices tendrá esta melodía en su memoria. La toco sin partituras, solo de oido... eso si, los acordes se los debo para un futuro lejano.


video

Espero les guste. Saludos!

Walter